Hanoi y sus alrededores

La capital más antigua del sudeste asiático, que celebró su milenio en 2010, tiene una gracia y una atemporalidad que la convierten en una de las ciudades más cautivadoras del Lejano Oriente.  Esta ciudad se encontra agradablamente entre pastel de sus villas coloniales, los espejos de agua y sus lagos y el incesante enjambre de sus callejones. Alternativamente, la Ciudadela imperial, el próspero puerto comercial, el corazón de las actividades francesas en Tonkin y los bastiones de la resistencia, la ciudad madre lucha al ritmo de su pasado que de su presente. Su casco antiguo, sus barrios franceses, sus templos antiguos y sus lagos parecen una visión más que una realidad. A ambos lados de un lago, un laberinto de callejones sin cambios durante varios siglos y los amplios bulevares de la antigua concesión francesa son un patrimonio conservado a pesar de la modernización de la ciudad. Para comprender verdaderamente la esencia de la ciudad, hay que cruzar los umbrales de las pagodas, de los puestos y  de los cafés. Hay que empaparse de perfume de especias y de incienso, el color brillante, y los puestos de balbuceo que se escapa de sus ventanas. Y ahí es Hanoi el amanecer empieza a sonreír.
Pagoda Tran Quoc

Pagoda de defensa nacional ( Tran Quoc)


Read more...

Pagoda del pilar unico

Pagoda del pilar unico


Read more...

Lago de Hoan Kiem y templo de Jade

Lago de Hoan Kiem y templo de Jade


Read more...

Hàng Mã

El viejo barrio de 36 gremios y corporaciones


Read more...

El Templo de la Literatura

El Templo de la Literatura


Read more...

You did not use the site, Click here to remain logged. Timeout: 60 second